Hay 12 cosas que van a desaparecer de los salones de clase en los próximos 10 años porque serán absoletas:
1. La instrucción directa:
A mi me sorprende que todavía exista. Esta forma de enseñar es básicamente asía el profesor habla y los demás “aprenden”. Hace más de 30 años que la neurociencia y la pedagogía mostraron que esa es la peor manera de enseñar, la menos efectiva y la menos eficiente.

2. Las calificaciones estandarizadas:
Las letras, los números, pasar o no pasar serán cosa del pasado en un mundo donde todos estamos aprendiendo todos los días. En ese mundo, los salones de clase se convierten o se deberían convertir en un espacio tan innovador donde la evaluación y los factores de éxito son parte misma del proceso. ¿Cómo se ve el éxito? será una de las preguntas claves a la hora de iniciar una clase. Y claro esto solo es posible cuando los gobiernos no se aterren con las innovaciones y cuando no nos de susto dejar que sean “menores de edad” y sus maestros los que decidan las claves del éxito.

3. Los exámenes:
Ups sí! Con las calificaciones, se van los exámenes. Porque ya no será necesario evaluar a todos de la misma manera, ni comparar lo que aprenden unos y otros. Uff amanecerá y veremos en un mundo donde todo se mide y todo se compara pero no se toman las decisiones necesarias para mejorar lo que se mide o compara.

4. Las claves de acceso:
Serán las huellas digitales y hasta nuestra cara y sonrisa las que nos abrirán las puertas a los Sistemas de las instituciones. Eso ya está pasando y seguirá pasando con mayor rapidez.

5. Los horarios:
En la actualidad, cada vez se implementan más horarios escolares acordes con las necesidades y habilidades de los estudiantes y con las posibilidades de profesores virtuales y reales. Al final, los horarios en los colegios serán absoletos porque cada uno ira entrando y saliendo de sus ambientes de aprendizaje de acuerdo a un plan personalizado de estudios. 

6. Los laboratorios de computadores:
La ubicuidad de los dispositivos electrónicos por ser cada día más baratos y porque cada vez más estudiantes tendrán su dispositivo propio hará y está haciendo que los laboratorios de computadores desaparezcan. Eso si dejando un espacio físico interesante. ¿Quizás para meditar? 

7. Las etiquetas de género:
No los niños no son más desordenados que las niñas. No las niñas no hablan más que los niños. Tampoco es cierto que los niños sean mejores para las ciencias o las matemáticas que las niñas. Algunos expertos son bien optimistas con la desaparición de las etiquetas de género porque creen que esta generación, como las pasadas es mas consciente de esos sesgos. Espero que si. 

8. Los currículos y estándares:
En efecto, con estudiantes emparedados y 100% conectados. Cada uno y entre todos querrán y quieren aprender cosas distintas. Cada uno querrá y quiere abordar el tema en cuestión desde perspectivas distintas. Entonces los estándares tenderán a desaparecer para dar paso más bien a algo que no estoy segura como se llama aún.

9. El escritorio del profesor:
Claro el escritorio es un lugar especial y privilegiado. Pero la instrucción no debe pasar desde lugares privilegiados. La instrucción pasa por ahi quizás al inicio y al final de las sesiones. La instrucción pasa cuando el profesor o maestro pasa de puesto en puesto mirando el trabajo. Conversa con estos y le pregunta a aquellos. Decía una profesora: la instrucción pasa cuando se oyen los estudiantes y poco al maestro.

10. Los pupitres:
Y ya estando en estas, los pupitres tradicionales van a ir desapareciendo también para darle paso a estructura modulares más parecidas a las de las firmas de tecnología o “cutting edge”. Obvio, los estudiantes necesitan ambientes creativos y no estar mirando siempre para el mismo lado.

11. Los archivadores:
Si en muchos colegios, existen archivadores de papeles. Que nadie con alergia puede abrir donde está todo y al final no hay nada. Ya existen otro tipo de “archivadores” virtuales para guardar lo importante y lo necesario. Y claro mucha basurita que a veces también produce alergia.

12. Los libros:
Los libros serán digitales y en realidad quien va a necesitar libros cuando la Web está alcance de su mano? 

Y así la educación también está siendo sujeta a la transformación digital y muy a pesar de administradores, padres y maestros. Nada que produzca más susto que un modelo innovador. Nada que de más miedo que los cambios. Pero ya es demasiado tarde, ya la educación está cambiando y cada vez veremos menos estas 12 cosas y más de otras. 
¿Serán 10 años? Serán menos o serán más? Quien sabe. 

Lo que definitivamente no va a cambiar es la necesidad de contar con niveles de instrucción altos, con maestros cada vez más formados en currículos transversales promoviendo ciudadanía digital y proyectos globales. Profesores que podrán ser de carne y hueso o virtuales. Pero siempre Maestros, capaces de guiar, de acompañar y de liderar. Todo esto a la vez que serán cada vez más los estudiantes los que serán guías y acompañantes y por supuesto líderes.
Y quizás el premio al mejor profesor se lo gané R2D2 en un futuro no muy lejano. 
Catalina Valenzuela

About Catalina Valenzuela

Maestra y estudiante perpetua. Intrigada por la interacción entre la tecnología y la educación. Cree que todos y todas se merecen una educación de calidad. Edupreneur. Lectora voraz. Exploradora de comida interesante con sabor a casa y a mundo. Mamá y esposa.

Category

VIDA TECH

Tags

, , , , , , , , , , , ,