El pasado fin de semana fui a cine y compre mis boletas por internet, lo cual me parece la mejor alternativa para evitarse las interminables filas que hay que hacer para esta sencilla transacción.

Ingrese al portal de Cine Colombia y procedí a comprar las boletas para la función, fue rápido y sencillo, Cine Colombia ha aprendido ya en hacer la tarea, el mecanismo ha sido integrado con la pasarela de pagos para facilitar pagos por medio de PSE asi que de esta forma compre 4 boletas desde la comodidad de mi casa, haciendo uso únicamente de mi teléfono, sin embargo, queda el sin sabor de un proceso que queda inconcluso y el cual existen cobros injustificados por los cuales hoy me cuestiono y pregunto:

1. Por qué Cine Colombia cobra por reservar o comprar a través de Internet? Si me acerco a una taquilla no me cobran el servicio de compra, no debería ser lo contrario? Estoy seguro que a Cine Colombia le cuesta mas sostener el batallón de empleados que tienen en las taquillas, mas su infraestructura que promover e incentivar las compras en línea, además,

2. El no cerrar el ciclo completo de compra en línea a tráves del mismo canal encarece su operación. Al finalizar el pago, tuve que ir a la taquilla y con mi número de cédula o confirmación de pago me imprimieron las boletas. El proceso no sólo lo encarecen sino que le quitan el sentido por el cual se ideó el pago en línea, el cual es sustituir procesos ortodoxos y modernizar estos mediante la inclusión de la tecnología, no sería mas práctico y funcional entregar las boletas mediante un código Bidi o QR?

Cuando el sector financiero en Colombia incursionó en la banca virtual, Bancolombia quizo cobrar el acceso a la sucursal, pues argumentaba que la gente le consumía mucho recurso en línea y era un costo muy alto sostener la infraestructura, obviamente en ese entonces este era visto como un gasto, percepción que cambio y evolucionó a lo que hoy por hoy es y se ha convertido en quizás el mejor canal para el sector financiero (aún en pañales por cierto en nuestra bella patria), entonces, que pasaría si una sucursal física colapsa por el número de clientes que la visitan? Empiezan a cobrar por la entrada?
Por fortuna se dieron cuenta del error y eliminaron ese cobro. Esta analogía espero sirva para Cine Colombia, pues sigue la pregunta vigente: Por qué en lugar de crecer en el número de taquillas no promueven cada vez mas el uso de taquillas de autogestión y compras en linea? Esto significaría eliminar los cobros adicionales por compras por internet e integrar mediante un código QR la entrega de boletas a sus clientes.

Integrar mecanismos de boletas como los que tiene el iPhone con Passbook el cual permite como bien lo hace Avianca con sus tiquetes de viaje en eliminar la impresión de tíquetes y reemplazarlo por la version digital en el smartphone, eso mismo debería hacer Cine Colombia, tarea muy sencilla de integrar, lo que a su vez facilitaría y descongestionaria con el tiempo las taquillas; que mantienen a reventar, o si no, basta con visitar la nueva mega sala que abrieron en Cali, donde triplicaron el tamaño de la taquilla y habilitaron solo unas cuantas taquillas de autogestión.

Lo cierto y triste es que no existe el primero en nuestro pais  haya incursionado haciendo uso apropiado de la tecnología en la transformación de sus procesos en este sector. Esta por verse cuál sera quién decida dar el golpe primero.

La evolución de los procesos no pasará sino cuando realmente haya convergencia entre las necesidades de quién construye lo que el dueño quiere y el cliente exije.





  • Rubén D. Londoño C.

    El detalle es que no sólo Cine Colombia, Cinemark tiene justamente los mismos detalles que hacen por economía seguir haciendo la fila en la taquilla del teatro.

    • Juan Fernando Vallejo

      de acuerdo Rubén, tendremos que esperar quien dará el primer paso

Juan Fernando Vallejo

About Juan Fernando Vallejo

Apasionado por la tecnología, del pensamiento en que es posible hacer las cosas mejor, más simples, más eficientes. Desde pequeño estuve rodeado de computadores, absorbido por ese mágico mundo y aroma que sale de un computador recien encendido. Me cautiva el poder de la tecnología y su rápida evolución... tuve la gran oportunidad de pertenecer a grandes empresas del sector por algo más de 14 años. Pasé por empresas de la talla de Oracle, Movistar, Hewlett-Packard, Carvajal, entre otros, incursioné en el sector público dejando en las dependencias prácticas tecnológicas y soluciones galardonadas a nivel nacional como las mejores en su categoria, colabore en la transformación de las Empresas Municipales de Cali hacia un proveedor de servicios estratégico, luego decidí retomar ese rumbo hacia lo desconocido, ese fantástico rumbo del emprendimiento, de alli nació Takúm, empresa dedicada a la creación constante de valor, de innovar, de crear software capaz de transformar esa idea en algo real, en pensar en que se puede cuando se sueña, que es posible pensar distinto y cumplir sueños. Takúm es una empresa Caleña, dedicada a cumplir realidad los sueños que todos como empresarios alguna vez tuvimos.

Category

ACTUALIDAD