En la actualidad tenemos acceso a una infinidad de servicios que permiten facilitar operaciones que antes se dificultaban, o no recuerdan aquellos días en que salir por la puerta de la casa era como entrar en un hoyo negro?
En otras palabras, se sabia que se iba de la casa pero no se sabia cuando regresaría a menos que llamará de algún teléfono fijo que tuviera a la mano.

Con esto me pregunto,  cómo era el proceso de reclutamiento en el pasado? Sin duda el proceso se basaba en la recomendación que hacían de las personas con conocidos que eventualmente estarían buscando personal. A dios gracias hoy existen mil plataformas para publicar ofertas laborales que permiten llegar a masas que en otros tiempo no fuera posible.

Sin embargo, es tanta la oferta de plataformas que lamentablemente existe miles que bien podemos llamar proveedores de pacotilla que buscan solo lucrarse con quiénes en su desespero de búsqueda publican su curriculum, o de los empleadores que presumen la buena fe de estos portales y pagan por publicaciones de ofertas laborales en estos.

Recientemente tuve la oportunidad de realizar una publicación en un portal que debo decir es sencillo y ha recorrido una evolución interesante, me refiero a computrabajo, se pagó por el uso de una publicación completa la cual tiene un costo por una vigencia de 30 días. Todo parece muy sencillo, muchas personas aplicaron, recuerdo haber recibido algo mas de 100 hojas de vida. En dicha revisión se inicio el proceso de filtro y se borraron las que no cumplían el perfil, debo decir que de 10 que se reciben al menos 8 no cumplen. Por un error involuntario sucedió lo inesperado, se borro lo publicación y no la hoja de vida!!

El pensar es natural, recuperemos la publicación de la carpeta de eliminados… pero oh sorpresa no existe carpeta de eliminados, así que llamemos a servicio al cliente para solicitar ayuda, quien contesta dice llamarse Adriana Leguizamo quien lamentablemente pasa a ser una persona de soporte, su repuesta: no hay forma de hacerlo y es potestativo de ellos si lo hacen o no. Quienes son ellos? España! Madre mía!

Lo cierto es que fue un pago de algo mas de 40 dólares por una publicación que debió estar publicada por 30 días, de los cuales estuvo escasos 3 días, que por error humano se borro y soporte no tiene las herramientas ni la voluntad de re-establecer, por cortesía, por atención, por servicio, por simple sentido común.

Son acciones que seguramente suceden en muchos frentes, lo cierto es que son situaciones que se deben prever, sin duda esto seria muy fácil de resolver si se permite gestionar al cliente de una forma directa, quién pueda deliberadamente activar, desactivar, borrar o recuperar de la carpeta de eliminados los procesos, basta con ponerse los zapatos de quién esta publicando para pensar en brindar soluciones.

Me queda el trago amargo de haber contratado un portal de pacotilla que no fue capaz de atender un simple requerimiento por cortesía a un cliente.

Conclusión, contraten proveedores que tengan una plataforma real de autogestión que intervenga en lo mínimo su mal llamado servicio al cliente y que existan
Juan Fernando Vallejo

About Juan Fernando Vallejo

Apasionado por la tecnología, del pensamiento en que es posible hacer las cosas mejor, más simples, más eficientes. Desde pequeño estuve rodeado de computadores, absorbido por ese mágico mundo y aroma que sale de un computador recien encendido. Me cautiva el poder de la tecnología y su rápida evolución... tuve la gran oportunidad de pertenecer a grandes empresas del sector por algo más de 14 años. Pasé por empresas de la talla de Oracle, Movistar, Hewlett-Packard, Carvajal, entre otros, incursioné en el sector público dejando en las dependencias prácticas tecnológicas y soluciones galardonadas a nivel nacional como las mejores en su categoria, colabore en la transformación de las Empresas Municipales de Cali hacia un proveedor de servicios estratégico, luego decidí retomar ese rumbo hacia lo desconocido, ese fantástico rumbo del emprendimiento, de alli nació Takúm, empresa dedicada a la creación constante de valor, de innovar, de crear software capaz de transformar esa idea en algo real, en pensar en que se puede cuando se sueña, que es posible pensar distinto y cumplir sueños. Takúm es una empresa Caleña, dedicada a cumplir realidad los sueños que todos como empresarios alguna vez tuvimos.

Category

ACTUALIDAD