Chief data officer

Los dinosaurios tecnológicos le entregan a IT cualquier cosa que huela a tecnología. Por ejemplo, en el Banco Agrario de Colombia, donde trabajé hasta hace unas semanas, el proyecto de implementación de un ERP lo dirige el Vicepresidente de TI. Es absurda la situación y por eso no me sorprende que el proyecto tenga retrasos. No sucede porque el VP de Tecnología no sea capaz de implementarlo. Sucede porque implementar una herramienta de ese tipo, NO es, ni debe ser, un problema de tecnología.

Una de las habilidades mas importantes que debe desarrollar cualquier líder, es entender cuál es la tecnología que mejor apoya su función y como implementarla. Acorde, el rol de TI no es resolver la complicación de la implementación, sino asegurar que técnicamente la herramienta sea siempre funcional y esté al tope de su capacidad. Notará que hay una desconexión hacia los procesos, especialmente aquellos que son ejecutados por múltiples áreas.

De donde salen los silos de información?

Administrar la tecnología (y la operación) de manera discreta, es decir por áreas, lleva a la creación de silos de información. El problema se manifiesta principalmente en el desempeño de los procesos. Cada una de las partes dice estar cumpliendo su parte a cabalidad, pero en el total, todo se ve desastroso. Aunque exista la voluntad de cada parte de trabajar en equipo, es casi imposible la ejecución coordinada, sin una figura que dé orden.

En el mundo digital, los procesos son intercambios muy complejos de información. Sin la coordinación central de la información, encontrará que la creación de nuevos datos se multiplica rápidamente. Sucede porque la salida mas fácil a la falta de información es crearla. En donde existe este problema, permítame decirle que es generalizado, se quejan de “no tener información”, de “no confiar en la información”, o de “no saber de donde proviene la información”.

La causa principal del problema es que no hay definiciones unificadas sobre la información, ni tampoco repositorios adecuados y conocidos por todos.

Esta no es una misión para el CIO

Como sucede con las implementaciones de herramientas tecnológicas, los dinosaurios tienen la tendencia a entregarle este problema al CIO. Pero como vimos en el anterior párrafo, este NO es un problema que se resuelva con tecnología. A partir de experiencias muy dolorosas con problemas de información, algunos empresarios han entendido que se necesita una figura que administre la información.

En la práctica esto significa que hay que separar a la información de la tecnología. En uno de mis recientes artículos, introduje este esquema simplificado de arquitectura empresarial.

En la parte inferior están los recursos que habilitan la ejecución de los procesos. Gente, tecnologia e infraestructura. Y ahora agrego información, un recurso que antes estaba embebido en tecnología,.

La razón para separar ambas cosas es la complejidad tecnológica y de información a la que están llegando algunas empresas. Desde el punto de vista tecnológico, algunas empresas están llegando a niveles solo vistos en fabricantes de software. Marc Andreesen, posiblemente el visionario más influyente de la tecnología, dice que en el futuro todas las empresas serán fabricantes de software. Desde la perspectiva de la información no vale la pena hablar mucho. Quédense en el pedacito del big data y ya es mas que suficiente explicación.

Bienvenido el CDO (Chief Digital Officer)

Alguien tiene que desenredar el nudo de la información empresarial. Es una tarea en extremo compleja, pero por sobre todo estratégica. He escuchado a algunos CEOs decir que para esta tarea necesitan un CIO que no tenga un perfil tan técnico. Alguien que pueda entender las necesidades del negocio y no se concentre tanto en la complejidad técnica.

En la práctica esta persona se convierte en el administrador de la información. Obviamente que su trabajo se apoya en las herramientas que implementan las áreas y que mantiene tecnología. Pero su equipo se asegura de que la información se capture, trate y asegure de manera adecuada. Es decir que este líder es quien rompe los silos de información y democratiza los datos para que se les pueda explotar su valor estratégico.

No confundir con el encargado de hacer reportes

Los dinosaurios no dejan de ser antediluvianos jamás. Ante la llegada del CDO, su maléfica intuición los llevará a encargarle los reportes de información. Así, el CDO se convierte en la mejor disculpa para su queja recurrente de no tener información. La explotación centralizada de la información es contraintuitiva. Los dinosaurios dirán que es mejor tener un único punto central. Pero la realidad indica que la inteligencia colectiva es mas poderosa que el mejor de los CDOs.

Así, un extraordinario equipo digital, usará científicos de datos para producir datasets que luego puede usar cada área para encontrar insights y modificar su comportamiento acorde.

En conclusión, si en su empresa información y tecnología siguen siendo la misma cosa, es hora de revaluar la aproximación. El valor estratégico de la información es demasiado alto como para ser una función mas para un técnico. No sucumba ante los dinosaurios y empiece a buscar su Chief Digital Officer pronto!

About Andrés Waldraff

Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

Category

EDITORIAL

Tags

, , ,