¿Sabía que el 75 por ciento de las ofertas laborales demandan un nivel intermedio o alto de inglés? Sin embargo, Colombia sigue siendo uno de los países con peor manejo de dicha lengua. Según el último informe del EF English Proficiency Index  (Índice de Competencia en Inglés EF), se ubica en el puesto 49 entre 72 países analizados.

El desempeño de Colombia es calificado en el Índice como ‘muy bajo’. Es superado por países como Pakistán (# 48), Ecuador (# 47), Perú (# 45), México (# 43), Chile (# 42), Brasil (# 40) y Argentina (# 19). En Latinoamérica ocupa el puesto 10 entre 14.

Sí, Colombia incluso se encuentra en peor posición que China (# 39). Y créanme, aquel no es un dato menor. Comunicarse con los habitantes del dragón asiático no solo es tortuoso porque su primera lengua es un misterio insondable para la mayoría de los occidentales, sino también porque te topas con personas que manejen inglés –a un nivel comprensible- en muy pocas esquinas. En 2013 visité Pekín. Lo digo con honestidad: ni siquiera en las tiendas de recuerdos de las principales locaciones turísticas me entendían. Quería comprar un par de palitos chinos, y sufrí para inquirir su precio. Me terminé comunicando por señas y símbolos escritos en una servilleta. Según el Índice, Colombia es aún peor. Entonces, no nos engañemos, ¡estamos muy mal!

Según la revista Summa, las firmas reclutadoras de personal estiman que un trabajador con nivel superior al promedio puede devengar entre 30 y 50 por ciento más salario en comparación con quienes no manejan el inglés.

Por tanto, existen razones para querer aprender. Y existen múltiples plataformas para lograrlo. Este listado se enfoca en aquellas que invitan a entablar conversaciones, o a tomar clases, con personas nativas (es decir, que nacieron en un país de habla inglesa y, en teoría, lo dominan porque es su primera lengua).

 Por cierto, si quieren poner a prueba su inglés en poco tiempo, tomen esta brevísima prueba: https://www.efset.org/quick-english-check/

1. Cambly

 

Empezaré por lo esencial: Cambly ofrece clases en inglés con tutores oriundos de países angloparlantes.

Hay planes privados y planes en grupo. Puede pagar por sesiones de 15, 30, 60 y 120 minutos. Puede optar por 1, 3, 5 o 7 clases a la semana. Dependiendo de su elección, el precio varía. En total hay 16 planes y sus valores van desde 15 dólares mensuales hasta 300.

Algo a destacar es que Cambly le devolverá el dinero si no se siente satisfecho con el servicio recibido.

El plan privado, donde se imparten cinco sesiones semanales de 30 minutos uno a uno -usando una cámara web-, asciende a 86 dólares si elige pagar por mes (252.000 pesos).

Si quiere ahorrarse algo de dinero, puede optar por comprometerse con tres meses (como ocurre en los gimnasios, esta opción redunda en un pequeño descuento mensual). Si opta por cinco sesiones semanales de 30 minutos, el mes le sale por 77,39 dólares (227.000 pesos por cada mes para un total de 681.000 pesos por los tres meses).

El plan privado, pero con cinco sesiones semanales de 60 minutos, cuesta 154 dólares por mes (451.000 pesos). De nuevo, se ofrece un plan trimestral con el que se reduce el valor de la cuota mensual a 138,60 dólares (406.000 pesos para un total de 1’218.000 pesos por el trimestre).  

Por temporadas, hay descuentos. En el momento de escribir esta nota, existía uno de 10 por ciento menos para los planes trimestrales.

Si su interés es aprender de forma personalizada, con la ayuda de un tutor enfocado en sus necesidades particulares, es mejor invertir en los planes privados. Esa alternativa le permite reservar citas con el tutor de su preferencia y las sesiones quedan grabadas. Esto resulta útil para revisar con detalle qué errores está cometiendo al interactuar con su maestro de turno.

Como se trata de sesiones personalizadas, no se restringen a inglés conversacional. Usted puede solicitar clases enfocadas en la escritura, la escucha o la lectura. Es más, hay expertos en exámenes específicos como lo son el Toefl, el Toeic, el Ielts y hasta el DLR (enfocado en aviación).

Los otros planes que existen permiten tomar lecciones en grupos de dos o tres estudiantes. Son menos costosos.

El punto débil de esta modalidad es que solo ofrece la posibilidad de abordar sesiones conversacionales. No permite reservar citas con un tutor y las clases no quedan grabadas.

Ante la impresión de que Cambly es costoso, Karen Acosta, su gerente regional, alegó que las clases particulares suelen costar alrededor de 60.000 o 70.000 pesos. Las de Cambly rondan los 21.000 pesos por hora. Valga decirlo: sigue siendo costoso y no es para cualquier bolsillo, pero vale la pena si quiere recibir clases personalizadas con tutores nativos. Puede resultar particularmente útil si quiere preparar un examen específico sin pagar una fortuna. Después de todo, un trimestre de sesiones diarias de media hora termina costando lo mismo que el Toelf (cuyo costo asciende a 220 dólares).

Compartí sesiones son tres tutores. Rescato la afabilidad de Morgan Brewster, un canadiense emprendedor que ahora vive en Indonesia porque el amor lo llevó hasta esos parajes. Cambly es un pasatiempo para él (un tutor se gana 10,20 dólares por hora). Sus sesiones no solo se reducían a conversar conmigo. También compartió textos, tanto académicos como literarios, que me podían ayudar a mejorar mi inglés. Durante las clases, hay una ventana de chat que resulta útil para compartir contenidos.

A primera vista, podría parecer que es una plataforma enfocada solo en inglés avanzado y conversacional, pero no es así. Recuerde, en los planes privados puede pedir clases para mejorar la habilidad de su interés.

Cuenta con plataforma web y aplicaciones para Android y iOS.

2. Tandem

Tandem le permitirá encontrar personas que quieren aprender otros idiomas tanto como usted. Es una aplicación para Android y iOS. En la ‘app’ encontrará dos secciones principales, una llamada ‘comunidad’ y otra llamada ‘Tutores’.

‘Comunidad’ funciona como una red social para amantes de los idiomas. Puede elegir a la persona que guste y empezar una conversación. Su interlocutor le pedirá que le enseñe español (u otro idioma que usted domine) y este, a su vez, le ayudará con el inglés.

Esta sección se asemeja a una aplicación de citas. Con base en sus preferencias temáticas, Tandem le ayudará a encontrar una pareja de conversación. Para empezar a dialogar con la otra persona, solo es necesario escribir por una ventana de chat. Permite videochat.

En la sección ‘Tutores’ encontrará profesores. Las lecciones cuestan entre 15 y 30 dólares por hora (en Cambly la hora ronda los 6 o 7 dólares, vale destacar). Probé la experiencia con uno de ellos y fue satisfactoria, pero no excepcional.

Es una ‘app’ con un diseño intuitivo y agradable. El consumo de batería es moderado. Es una buena opción si busca personas de otros países para pulir su manejo del idioma. No es la mejor opción si quiere recibir clases con tutores; no suele haber demasiados disponibles y su costo por hora es relativamente alto.

3. HelloTalk

La mejor forma de definir a HelloTalk es como un ‘WhatsApp para aprender idiomas’. Está disponible para Android y iOS y funciona como un sistema de mensajería instantánea. Sin embargo, dispone de herramientas que le ayudarán a mejorar su manejo del idioma mientras chatea con personas de otros países (en su mayoría, nativos).

HelloTalk ha adquirido tal popularidad que ya suma más de un millón de usuarios y cubre cerca de un centenar de idiomas.

¿Cómo funciona? Primero debe buscar a una persona de su interés. Para ello, vaya a la pestaña “Buscar”. Las sugerencias que encontrará se basarán en su perfil. Una vez empiece a chatear con su compañero de intercambio idiomático, descubrirá las múltiples herramientas a su disposición.

Para empezar, si quiere practicar su pronunciación sin pasar vergüenzas, puede enviar un mensaje de voz a la aplicación. Mediante la función de ‘transcripción’ el sistema intentará entender lo que usted dijo y transformará la frase en texto. Su interlocutor solo recibirá la versión escrita del mensaje.

A su vez, si su compañero le envía un mensaje en texto, usted puede solicitarle a la aplicación que lo lea en voz alta. A lo anterior se suma una herramienta a semejanza de ‘Google Translator’ que le ayudará a traducir lo que no entienda con solo un toque.

Si lo desea, existe una función que permite hacer dibujos. Esta opción puede ser de utilidad si usted no sabe cómo escribir o pronunciar cierta palabra y su mejor opción es plasmarla por medio de una pieza de ‘arte visual’ a mano alzada.

La ‘app’ cuenta con algunas funciones avanzadas adicionales. Se pueden activar si el usuario paga la membresía VIP (8.500 pesos por el mes, 63.000 el año y 220.000 para siempre). Una de ellas es la transliteración: colocar, debajo de la palabra, su pronunciación exacta.

En HelloTalk no hay tutores especializados y los costos del VIP son bajos con relación a las otras aplicaciones analizadas. Sin embargo, las opciones de aprendizaje son limitadas y la interfaz no es tan intuitiva ni amigable como la de sus competidores. El consumo de batería tiende a ser alto.

ÉDGAR MEDINA
Editor de TECHcetera
@EdgarMed en Twitter

Edgar Medina

About Edgar Medina

Empecé a programar páginas web cuando todavía no existían ni Facebook ni Youtube. Alcancé a ver a Napster con vida y mi pasatiempo era hackear sitios web de Pokémon cuando era adolescente. Uno de los momentos más gloriosos de mi vida fue cuando logré asesinar a Hitler en Wolfenstein 3D. Mi pasión por la tecnología se conjuga con mi amor por las letras y por el mundo digital. He escrito para La República, Semana, El Tiempo, Portafolio y la revista Donjuán. Ahora soy el editor web de TECHcetera y trabajo como director de marketing para Workep, un emprendimiento colombiano.

Category

ACTUALIDAD, Tutoriales

Tags

, , , , , ,