En estos días estaba pensando lo injusto que es el mundo tecnológico. Todos conocemos a Bill Gates, a Mark Zuckerberg y a Steve Jobs. Creadores de productos que usamos a diario y que han cambiado nuestras vidas.

Pero no conocemos al héroe (o héroes) responsables por una funcionalidad – incluida en la gran mayoría de las aplicaciones que usamos a diario – sin la cual no podríamos vivir.

Hablo de una funcionalidad que, cuando usada, nos produce felicidad, tranquilidad, alegría y hasta descanso, sin importar si es en la aplicación de correo, en una hoja de cálculo, en un juego, en una aplicación empresarial o en un sistema operativo.

Hablo de una opción que no hace, que no construye, que no agrega. Sino que, al contrario, deshace, destruye y resta. Y sin embargo, es la mejor funcionalidad jamás inventada.

Hablo de la opción “deshacer”.

Hablo de la opción “deshacer”, del botón de “undo”, de ese icono de una flecha hacia la izquierda, del control+z (o command+z en Mac), de batir el iPhone. De esa mágica y milagrosa funcionalidad que se encarga de nuestros errores y que de alguna forma nos transporta en el tiempo hacia el pasado.

¿Se ha puesto pensar, en serio, cuántas veces ha usado “deshacer” en el último vez? ¿Ha cuantificado el costo – en tiempo, en plata, en explicaciones y en vergüenzas – que le ha ahorrado (tanto a usted como a su empresa) el haber podido hacer undo en el ultimo año?

¿No sería genial tener esa opción en otras actividades? ¿No seria genial poder ir a la última acción que hayamos realizado en el mundo real y deshacerla sin que haya consecuencias? Un paso mal dado, una caída, un choque con otro vehículo, una palabra o frase que se nos salió antes de poder parar, etc., etc (cada vez con mayores implicaciones)…

No existe un creador formal de la opción deshacer. Según Wikipedia hay trazos de este tipo de funcionalidades en sistemas de 1968. Warren Teitelman, un desarrollador de un asistente de programación a comienzos de los 70 algo similar en su programa. En aplicaciones de Xerox e IBM durante los 70s se vio una adopción casi generalizada de la misma.

Y no fue hasta la década de los 80 que vimos opciones de deshacer multi-nivel.

Es una lástima no poder dar un nombre, una cara, a una de las mejores funcionalidades de nuestro mundo digital.

Es una lástima no poder hacer estatuas por todo el mundo para celebrar su ingenio. Así que nos queda solo la opción de gritar “que viva la opción de de deshacer y aquel que la inventó”!!
Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan "cool" serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad. Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país. No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

EDITORIAL