Y nosotros le vamos a ayudar 🙂 

Comienzo esta entrada aclarando que no soy un Apple Fan. Claro me encanta toda la historia de Steve Jobs y le reconozco a Tim Cook su capacidad de contradecir al jefe anterior, sin que ningún fan de la marca se dé cuenta, tuve un iPhone, me encanta mi iPad mini y de vez en cuando extraño mi MacBook; pero enserio me molesta el sobreprecio de todo lo que tiene esa manzana y la mística tonta que rodea sus productos, ¿se imaginan el súper pc que se compran por lo que vale el más básico MacBook Pro?, ¿Han visto los precios del último iPhone? Y ni hablemos de lo peor de todo, ¿Han ido a alguna de las pseudotiendas Apple que hay por todo el país, con sus “Genius” de ego insufrible, servicio técnico impagable y jerga de sacerdote de culto ciberchic?, podemos entrar en la discusión de por qué existen mil alternativas que son equivalentes o mejores, pero sería literalmente como explicarle a un fanático religioso el concepto de ateísmo; al final del día al planeta le encanta todo lo que salga de una caja que tenga a la  manzana mordida atrás.

Tristemente, por lo que menos me gusta Apple hoy en día, es porque ese mismo planeta que tanto le rinde culto va a sufrir dentro de poco por una de sus decisiones. Es casi un hecho que para su nuevo y flamante iPhone 7 (¿me recuerdan hace cuánto salió el 6s?), la compañía quiere cambiar el plug de los audífonos del habitual conector de 3,5 mm a un nuevo estándar que irá acompañado además de un software que en conjunto permitirá una experiencia de audición que cancele los sonidos del exterior y permita un sonido más claro, la intención no es solo ofrecer una mejora sino además producir un teléfono más delgado, ¿todo bien no?, pues NO!, al crear este nuevo estándar Apple se asegurará que los audífonos que usamos actualmente sean incompatibles, claro no faltará el emprendedor que saque el adaptador, pero no olvidemos que para que  funcionen correctamente deberán pagar licencia y ser programados con el nuevo software (creado por Wolfson Microelectronics, compañía comprada por Apple en 2014), eventualmente esto nos obligará a comprar unos nuevos si queremos ser parte del club.

Esto quiere decir que los 290.9 millones de pares de audífonos vendidos en 2015, más los que se vendan en 2016, más los 222 millones de audífonos que vendrán con igual número de iPhone 6s que esperan vender este año, serán parte de la basura electrónica que ya es un serio problema a escala global, gracias por eso señor Cook.

Seguramente algún apóstol Jobsiano dirá que la innovación no puede detenerse, pero francamente parece más un movimiento para posicionar como monopolio global a su adquisición más flamante, Beats Audio, que una verdadera decisión enfocada en satisfacer las necesidades de sus clientes.  

Esperemos a ver qué pasa, si quieren hacer algo pueden firmar una petición aquí para que Apple no cambie el conector, mientras tanto estoy seguro muchos reseñaremos felices lo que siguiente que lleve al mercado la empresa de Cupertino.

Andrés Felipe Sánchez 
@innovandres

  • camilo

    Totalmente de acuerdo, es simplemente el afán por sacar más plata, igual al cambio de cables en el conector de 30 pines y el nuevo conector

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

ACTUALIDAD, EDITORIAL

Tags

, , , ,