No se si su percepción sea igual a la mía. Para mí, el término ”innovación” ha perdido completamente su significado. Me parece que “innovación” se menciona con demasiada liberalidad. Casi cualquier cosa califica como innovación bajo las actuales circunstancias. Mi perspectiva es que las empresas innovadoras hablan menos y ejecutar mas.

Soy muy escéptico cuando un proveedor llega a mí con un discurso de “innovación”. Ningún producto o servicio tiene la capacidad de convertir a una organización en innovadora. Mas que una función corporativa, la innovación es una característica, como lo puede ser “trabajar en equipo” o “centrarse en el cliente”. Ser innovador significa un cambio en la cultura organizacional que requiere, entre otros, experimentar metódicamente, aprender contínuamente, o tolerar niveles de riesgo mas altos a los normales.

Toda esta carreta, es para dejarles saber que la innovación no se puede comprar. Hay que construirla. Ahora bien, no creo que exista una fórmula única y ganadora para hacer que una organización sea innovadora. Pero si hay unas características comunes que vale la pena explorar. Las empresas innovadoras…

… se concentran en generarle valor a sus clientes

Una empresa es, por definición, un engranaje complejo de funciones y recursos que llevan a cumplir un propósito común: Generar valor para el cliente. Quitemos la discusión obvia de el medio. Cuando yo fui alumno en una de las escuelas de negocios mas reconocidas de los Estados Unidos, muchas clases se concentraban en la generación de valor al accionista. Hoy 15 años después y habiendo visto el desenlace de varios escándalos corporativos, aseguro, sin temor a equivocarme, que la única manera sostenible para crearle valor a un accionista, es generarle valor a los clientes.

Los empresarios intuyen este asunto. Por ese motivo un gran número de empresas ha declarado recientemente que su nueva estrategia estará centrada en el cliente. Obviamente solo unas pocas empresas saben de que se trata eso. Muchas han iniciado procesos de transformación digital con ese propósito. Otras, como el banco donde trabajé hasta hace poco, simplemente se quedan con el anuncio y ya.

… entienden que cada función es, en si misma, un modelo de negocio que debe generar valor

Vista como un todo, la organización se concentra en generarle valor a los clientes externos. En el agregado todos suman a la cadena de generación hacia el cliente externo. Pero visto hacia el interior, cada componente debe generarle valor a sus clientes internos también.

Cada equipo debe tener absoluta claridad respecto a su propia contribución, construyendo su propio modelo de negocio. Lo que es táctico para la empresa, es estratégico para sus componentes. Aquellas áreas que no logran vender su modelo de negocio internamente, son luego las principales candidatas a ser eliminadas.

… se concentran en la productividad y no en la eficiencia

La diferencia entre productividad y eficiencia es sutil, pero crítica, para la innovación. La eficiencia, por definición, busca “hacer lo mismo, con menos recursos”. En contraste, la productividad busca ”hacer mas, con los mismos recursos existentes.”

La importancia de concentrarse en la productividad no tiene que ver únicamente con concentrarse en hacer cosas nuevas. En la búsqueda constante de la eficiencia, el status-quo se convierte en el enemigo de las iniciativas innovadoras. Cuando la organización se concentra en producir mas, tiene un incentivo para proteger a la innovación. Cuando se concentra en gastar menos, la quiere eliminar. La innovación es un proceso inherentemente ineficiente.

… se comportan de manera ambidextra

En su libro “The Lean Startup”, Eric Ries dice que un startup es una institución humana diseñada para crear un nuevo producto o servicio bajo condiciones de incertidumbre extrema y procede a contrastarlo con las funciones de una empresa. Son dos aproximaciones diferentes. Mientras unos están buscando un modelo de negocio viable, los otros están ejecutándolo. Unos aprenden, los otros producen.

En la práctica, el proceso de aprender significa generar hipótesis, y luego crear experimentos para ver si esas hipótesis se cumplen. Es una forma de actuar similar al método científico. Mi perspectiva es que inclusive es conveniente organizarse para trabajar como en un laboratorio. Cuando el equipo logra encontrar el modelo viable, lo entrega para su ejecución y comienza una nueva búsqueda. De esta manera el motor innovador puede seguir funcionando eternamente.

  • Jvila4

    Me ha encantado tu artículo Andrés. Lo veo tremendamente acertado. Añadiría algún factor emocional, como la ilusión que debe impregnar toda actividad y cultura de empresa y por supuesto esencial en las de innovación.
    Jesús
    CEO en Ebotlution Systems

    • Andrés Waldraff

      Hola, Concuerdo contigo! Pronto espero escribir sobre esa parte humana que se queda siempre atrás!

About Andrés Waldraff

Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

Category

EDITORIAL

Tags

, , ,